La importancia de una nevera con capacidad para vinos

Con el solo hecho de haberse formulado dicha pregunta, hemos de entender que no te has quedado solo pensando qué hacer con esos vinos que están en casa. Pues si no lo sabías,  tus vinos pueden ser parte de una vinoteca pues las hay de acuerdo a cada gusto. Una vinoteca es el ambiente ideal para deleitarte junto amigos y familiares a la hora de compartir o sin excusa alguna. Pero esto no es cosa sencilla, pues demanda una gran inversión que va desde tomar en cuenta el tipo de bodega, sistema de refrigeración o ambientación, ya que la idea es que tu  vinoteca contribuya con el crecimiento de tu gran colección de vinos.

Las primeras indicaciones nos llevan a tomar en cuenta que comprar nevera para vinos es de suma importancia, por el tamaño o la cantidad que deseas tener en tu colección, debido a que las puedes encontrar de diferentes capacidades que varían desde 8 botellas, hasta mucho más grandes cuya capacidad es para más de 100 botellas. Pero también se debe tomar en cuenta el entorno, pues una nevera personalizada resulta excelente decoración en la ambientación  de un hogar.

La excelente vida de un vino va a  depender necesariamente de adecuada conservación. Para que ello suceda, se deben tomar en cuenta algunas variantes. Inicialmente se debe contar con un espacio idóneo, como un sótano o garaje,  pero de no ser así, también podría ser en una habitación. Para colocar el vino, los estantes deben tener ciertas características como de fácil acceso, rigidez y sobretodo ser estables.

Pero si en tu caso, no cuentas con ninguno de estos espacios, puedes optar por los armarios frigoríficos, ya que están diseñados para mantener las condiciones perfectas para el almacenamiento y lo mejor es que se pueden colocar en cualquier sitio. Hay otros aspectos a considerar como son la luz, pues el vino debe resguardarse de la misma. Deben mantenerse en un lugar sin luz y lejos de entradas de ventilación.   Con respecto al ruido, estos no le son favorables al igual que las vibraciones.

Por otra parte, la temperatura del vino debe debe ser la óptima y para ello, en la actualidad se cuenta con neveras especialmente diseñadas para resguardar los vinos ya que es la forma de resguardar su sabor inigualable.  Este se debe encontrar a una temperatura que oscile entre los 5 y 18°C. Siendo la temperatura ideal entre 10 y 12°C.

A estos requerimientos le podemos agregar que haya humedad en el ambiente pero que no rebase un 70% y que se encuentren en una posición horizontal para que además se conserven los corchos. Con respecto a los olores que podrían existir en el entorno, solo deben estar en dicho lugar, las botellas para así evitar la mezcla de los mismos. No deben moverse las botellas y menos si estos son lo suficientemente añejos. Además, se hace requisito llevar un registro de cada una de las botellas con referencia a cada entrada donde se mencionen lo datos básicos colgados en las botellas.  

Deja un comentario