Estado actual de la producción vinícola mundial

El manejo de las emociones y la forma como se percibe y comprende la información que nos rodea, incluyendo los elementos culturales y sociales, para determinar la manera como incide en la calidad de vida de las personas, es el eje central de la bioneuroemoción. Así mismo, se ha desarrollado la presentación de la lo que está ocurriendo en sector vitivinícola a nivel mundial en base a el cierre del año 2018, con el fin de poder conocer el estado actual de la industria y la tendencia de la misma para el año 2019. La presentación estuvo a cargo de Pau Roca, Director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). 

De acuerdo a el análisis del sector, la producción de vinícola mundial se ha mantenido estable en los últimos años reportando 7,4 millones de hectáreas en las que se incluyen todos los tipos viñedos y destinos tipos de uvas (uva de mesa, pasa y para vinificación). Sin embargo, desde el año 2014 se ha observado un desaceleración con tendencia a la baja, siendo la principal causa la pérdida de superficie en países como Turquía, Estados Unidos, Irán y Portugal.

Pese a esta tendencia a la baja, España se mantiene en el primer lugar respecto al número de hectáreas en producción, con  968.000 hectáreas, pero con un crecimiento de apenas el 0,1% (1.000 hectáreas en el último año). Por su parte, China cerró el año 2018 con 875.000 hectáreas  y con crecimiento promedio del 1,2% (10.000 hectáreas en el último año). En tercer y cuarto lugar se ubican Francia e Italia, con 789.000 hectáreas con un crecimiento del 0,2% (1.000 hectáreas más) y 702.000 hectáreas con un crecimiento del 0,8% (6.000 hectáreas más). 

Los viñedos de la Unión Europea, se mantienen con 3,3 millones de hectáreas, manteniéndose estables en líneas generales, pese a los descensos que se produjeron motivados a los planes voluntarios y subvencionados del arranque de cepas las cepas entre los años 2009 y 2011, así como por el régimen de gestión administrativa del potencial vitícola, que entró en vigencia a partir del año 2016, el cual pone como límite de un 1% el crecimiento anual de las nuevas plantaciones por superficie del viñedo en cada país.

Producción de vino

La producción de vino al cierre del año 2018, reportó un incremento considerable, debido a las mejoras realizadas en los rendimientos productivos, siendo esta la segunda mejor reportada en los últimos 20 años, con 292,3 millones de hectolitros, estando detrás de la producción del año 2004 la cual fue de 298 millones de hectolitros. Esta producción representó un  incremento del 17% (42,5 millones de hectolitros) respecto al año 2017, la cual estuvo por debajo de los 250 millones de hectolitros.

Dado a que la producción de vino del año 2017 fue una de las más bajas de la historia, propició que disminuyera la presión en el mercado respecto a la oferta de la última vendimia. Ahora bien, si la campaña 2019/20 reporta una producción similar a la del año anterior se complicaría el mercado, ya que hasta ahora no se están dando en exceso, incluso por la moderación de los precios, que se incrementaron de forma apreciable por la oferta de las dos últimas campañas.

Esta elevada producción del sector se debe a los incrementos registrados en los tres principales países productores del mundo, Italia (54,8 Mhl), Francia (49,1 Mhl) y España (44, 4 Mhl), así como las producciones que reportaron Alemania (9,8 Mhl), Rumania (5,1 Mhl) o Hungría (3,6 Mhl) en lo que respecta a la Unión Europea.  Fuera de esta, se encuentran los Estados Unidos (23,9 Mhl), Argentina (14,5 Mhl) y Chile (12,9 Mhl).