El vino es pasión

En ocasiones románticas, nada como una buena copa para encender la pasión y hacer el ambiente mucho más erótico y sensual, en ocasiones especiales no puede faltar este fiel amigo de la pasión. Cuando estamos bajo un hechizo de amor siempre queremos estar con la otra persona, más que estar con ella, devorarnosla, comerla de pies a cabeza, por lo que buscamos propiciar buenos momentos que nos inciten a comer la fruta prohibida.

En fechas como San Valentín, aniversarios y navidad, hay que celebrar en pareja, celebrar el amor y nada mejor para hacer esto que una buena copa de vino. Esta bebida tiene el poder de unir a familias, parejas y amigos. Existen muchas excusas para sacar una botella y brindar. Solo hay que buscar una, buena compañía algo que picar y los buenos recuerdos comienzan a surgir.

El Vino, es por excelencia la unión de la pasión y del amor, la relación que existe entre los tres es un maridaje que data desde hace mucho tiempo. La relación se remonta a épocas milenarias. Las primeras memorias que se tiene vienen de la época de Eurípides en el Siglo V, a.C, él era fiel creyente de esta relación e incluso afirmaba que “Donde no hay vino, no hay amor”.

Eurípides no fue el único en salir al favor del vino, Ovidio, señaló que “con amor, el vino es fuego” y Dante Alighieri también decidió sacar la cara por el equipo y afirmó que el vino siembra poesía en los corazones”, por su parte Robert Louis Stevenson vio al vino como “poesía embotellada”.

Si sabes escoger una buena botella de vino, puedes iniciar una velada romántica exitosa, recuerda siempre que el mejor vino no es el más costoso, sino el que comparte, esto según George Brasseens. La verdad es que en el amor lo más importante es escoger un buen vino con el corazón.

Uno de los puntos más importantes al momento de escoger una buena botella, es tener en cuenta la carnosidad de la uva con la que está elaborado. Mientras más carnosa sea la uva, más aroma tendrá y así despertará en el ambiente un aura pasional que no pasa desapercibida. Con una copa de vino podemos crear un potente ambiente lleno de sabores y sensaciones únicas, que nos harán agua la boca…

Si quieres darle aún más gracia a la cosa, puedes escoger un nombre que tenga ese estilo sensual que se busca, como un Emina Pasión, una botella preciosa con un gran diseño en la etiqueta, que tiene una historia bastante sensual, que después de abrirla en una noche de pasión dejará e tu piel más recuerdos que nunca se olvidaran. Por si fuese poco el vino de esta marca tiene un delicioso olor que evoca al amor y al sexo en una sutil unión.

Esta botella te invita a una poderosa aventura, a adentrarte en una experiencia enoturística solo para dos, donde tú vas a sorprender, pero también debes dejar que te sorprendan, no hay nada mejor para una conexión de dos almas en todos los niveles que una buena copa de vino. Disfruta una acompañado de tu enamorada o enamorado.