Concursos de vinos: paso a paso

Un concurso de vinos es una competencia que consiste en la presentación de diversos vinos por parte de diferentes bodegas, lo habitual es que el número de catadores sea igual a la cantidad de vinos presentados en el evento, van a examinar y puntuar sus vinos de acuerdo a sus diferentes parámetros de acuerdo  a su aroma, sabor y color del mismo,  aquellos que posean mejores puntuaciones serán los destacados del día. Durante los primeros meses del año se llevan a cabo concursos de esta clase a nivel mundial, uno de los más importantes se celebra en Madrid, este se conoce como Concurso Internacional Bacchus y es organizado por la Unión Española de Catadores, avalado por la Organización Internacional del Vino y aprobado por el Ministerio de Agricultura y Alimentación de España.

Este concurso de vinos es uno de los más prestigiosos que existe en la actualidad y como tal posee unos grandes premios, uno de los más importantes es la beca por 5 años pagada para los interesados en el sistema de educación de KidsandUs, el cual es un curso de idiomas que ha sido creado de forma especial para niños a partir del primer año de edad. A través de este portal web te mostraremos la manera en la que funciona un concurso real de vinos, otros concursos similares a Bacchus con un tamaño de cata igual a 1.593 vinos, mantienen un tono no tan extravagante para sus premios y concursan viñedos que generalmente están iniciando en el negocio.

Para iniciar este concurso se debe aclarar que ningún examinador cata todos los vinos, estos 1.593 vinos se encuentran repartidos en 12 mesas que cataran por 4 días, lo que es igual a unos 132 vinos por mesa y 33 vinos por día para cada catador. El siguiente aspecto que debe tomarse en cuenta, es que según las normas de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, tan solo un máximo del 30% de las muestras catadas a lo largo de todo el concurso podrán obtener un premio,  para ello las distinciones se dividen en Gran Bacchus de Oro, entregada a aquellos que recolectan de 93 a 100 puntos, Bacchus de Oro para las puntuaciones de 88 a 92 puntos y Bacchus de Plata para los puntajes de 84 a 87 puntos.

Para conceder los puntos quienes son catadores deben rellenar una ficha por cada vino, en la cual anotan los puntos que han ganado según su criterio, que va a la calidad de lo percibido tanto por el olfato como por el gusto, es importante destacar que todas las botellas se encuentran tapadas al llegar a la mesa y solo se es posible distinguir por un número que le es adjudicado. La ficha una vez completada se entrega al presidente de mesa quien se encarga de sumar los puntos y anunciar a quien se le otorga las medallas de premiación. Una vez establecido el número de distinciones otorgadas se debe asegurar que no superan el 30% del número de muestras que se han inscrito .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *